Read Time:3 Minute, 2 Second

En una escena típica de la vida misma, llegamos a casa tras haber paseado a nuestro perro y se orina justo entrando. Bueno, quizá eso no, pero es muy intenso en casa. Tiene energía acumulada, nunca se cansa, quiere jugar todo el día y hasta rompe cosas. ¿Quizá eso te suene parecido? ¿Piensas que tu casa es muy pequeña y por eso se estresa tu mascota? La verdad hay infinidad de problemas derivados a raíz de un perro que no tiene un buen paseo y a veces no lo solemos identificar. Un paseo es necesario para la salud mental y física de tu mascota, por ello, sigue estas 10 reglas básicas.

1. Considera su condición física.
El tiempo es variable según el tiempo de perro que tengas (lo que no necesariamente está ligado al tamaño). Perros con más energía como los huskys, beagles o la mayoría de cachorros, necesitarán paseos activos, correr y jugar mucho; perros adultos o más pasivos podrán aguantar caminatas largas; y perros ancianos o más pasivos, caminatas cortas.

2. Ten en cuenta el clima
No es lo mismo pasear un perro con un sol de 25 grados, con fríos glaciares o con lluvia. Hay perros que la pasan muy mal en climas extremos, especialmente porque se queman sus patitas o simplemente les da miedo (mi perro le tiene terror a las tormentas). Identifica cuáles son los límites del tuyo y no lo expongas innecesariamente a que la pase mal.

3. No lo hagas en el tiempo que te sobre
Los paseos del perro son uno de los pilares de su salud emocional, es importante que los realices de forma adecuada y no apurándole para que quepa en tus horarios. Es un error esperar a que haga pis y luego meterlos a casa, el paseo es también para su bienestar emocional y que sea un perro equilibrado, no solo para que no se haga pis en casa.

4. Deja que interactúe con otros perros.
Muchos dueños tienen miedo de acercar a su perro a otros, pero si es que no lo hacen tendrán probablemente problemas de socialización y podría luego desarrollar miedo o agresividad. Que los perros se huelan o se saluden debería ser parte de tu check list en el paseo.

5. Permítele que huele donde quiera oler
Así como debemos dejar que nuestro perro huela a otros perros, también es importante que huela el entorno. Un gran error es jalarlo cuando huele el pis de otro perro pues es importante que nos demos cuenta que necesita estos olores para estimular su olfato y su mente.

6. Antepón la seguridad de tu perro y los demás
Primero, yo confieso que me gusta ver correr a mi perro sin correa. Me encanta verlo descubrir la naturaleza y disfrutarla plenamente. Ahora, el parche: solo lo hago en escenarios seguros en parques donde no haya pistas cerca o especiales para mascotas. No es buena idea llevarlas por las calles sin cadena por la cantidad de riesgo que pueda haber. Tampoco en sitios donde haya mucha gente como parques urbanos, a muchos humanos o niños les da miedo o les fastidia. También debes evaluar si hay algún riesgo respecto a otros perros porque es muy grande, agresivo o tosco.

7. Enséñale (y lleva tus premios)
Los paseos son un escenario ideal para enseñarle cosas como no jalar de la correa, saludarse correctamente con otros perros, obedecer cuando no come del suelo, no ladrarle a los niños y otros conflictos que puedan surgir. Llevar premios para recompensarle cuando tenga comportamientos correctos es importante para que constantemente esté en aprendizaje.

Cuéntanos ¿cómo son tus paseos¿, ¿qué problemas tienes? y ¡bon voyage!

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close